jueves, 21 de agosto de 2008

koshmenk



descendía del cielo y era un espíritu de carne y hueso.